viernes, 20 noviembre 2020 / Publicado en

La obtención de datos a través del uso la tecnología NIRs supone un avance tecnológico importante para el secto agroalimentario, ya que se caracteriza por una automatizción y digitalización de procesos a través de una tecnología rápida, no destructiva y respetuosa con el medio ambiente (NIRS), que ha sido aplicada con éxito en otros muchos sectores y productos. Concretamente desde CICYTEX, se han realizado estudios en carne, productos cárnicos, recursos naturales de dehesa, peces, fruta, aceitunas, uva,… El desarrollo y aplicación de esta tecnología requiere la construcción de modelos de predicción fiables tanto de aspectos de composición del producto (cuantitativos), como de aspectos cualitativos o de pertenencia a un grupo, categoria comercial u origen.
El hecho de disponer de tecnologías y procedimientos probados y contrastados nos permite su difusión y desarrollo en otros productos de interés para el sector
El uso de la tecnología NIRS supone una serie de beneficios para el sector, tales como:

  • Rapidez, ya que una vez desarrollados los modelos de predicción cuantitativa nos permite conocer a tiempo real la concentración de los principales compuestos asociados con la calidad del producto, así como la pérdida de ésta durante su envasado y conservación, sin necesidad de abrir el envase. De este modo se agiliza la toma de decisiones y se descartan rápidamente lotes defectuosos en sus atributos sensoriales para garantizar que llegan al consumidor de forma segura y manteniendo su óptimo de calidad. Por otra parte, el desarrollo de modelos predictivos cualitativos nos permite clasificar las muestras en base a su origen o categoría comercial.
  • No destructiva, ya que, tras la validación de los modelos predictivos, se puede utilizar en línea de producción permitiendo obtener la información a tiempo real sin necesidad de destruir la muestra, como ocurre con los métodos convencionales de control de calidad.
  • Respetuosa con el medio ambiente, contribuyendo a mitigar el cambio climático, ya que, una vez validados los modelos predictivos obtenidos, se elimina el uso de reactivos químicos altamente contaminantes.